jun 24 2019

França 2019: Hamilton não vê ninguém no retrovisor

Published by at 9:40 under Sem categoria

(Por Jose Maria Rubio, Paul Ricard)

Schumacher en el horizonte

A Hamilton este título no se le escapa y sumaría seis, acercándose a  los 7 del alemán. Es igual que el jueves esté en un desfile de moda, el domingo  está para ganar y aburrir a los rivales…y al público

LO MEJOR (176)

McLaren 4ª, con Sainz al frente, el máximo a donde pueden llegar, se mostraron fiables, a pesar de un susto inicial, y constantes. Carlos fue sexto repitiendo el mejor resultado con McLaren

LO PEOR (176)

La supremacía mostrada por Hamilton de principio a fin y el dominio absoluto de Mercedes esta temporada, empiezan a aburrir y eso no es bueno. Lástima que no hay lucha entre ellos.

Marcar la vuelta rápida y el punto suplementario que esto da parece que importa mucho a los pilotos y equipos, ya que en todas las carreras de esta temporada hemos visto como los pilotos luchan por conseguirla. En Francia, Vettel entró en boxes a dos vueltas para el final y colocó un juego nuevo de blandos. Regresó a pista, pero en el último giro, Hamilton cruzó la meta como vencedor y con la vuelta rápida de carrera (1’32”764), y eso que llevaba unas gomas duras con 29 vueltas. Vettel cruzó la meta 62,7 segundos más tarde con sus recién estrenados blandos y paró el cronómetro en 1’32”740. Había mejorado el tiempo de Hamilton y se llevaba el punto. Ese es el consuelo que tiene Ferrari este año, luchar por las vueltas rápidas, y lo tienen asumido, eso es lo grave para los italianos. La escena de Binotto rascándose la cabeza, junto a Camilleri, abajo del podio lo decía todo de su resignación, mientras los mecánicos celebraban el tercer puesto como una victoria y es que en un sentido es como una victoria, pero para Ferrari bajar la cabeza así a estas alturas de la temporada es triste, pero es lo que hay. Lo de Mercedes no parece que tenga ningún remedio, es decir que pueden lograr lo que en su día no lograron Senna y Prost, ganar todas las carreras de la temporada. La superioridad es tal que una vez pasada la oportunidad de Bahréin Ferrari se ha quedado sin opciones. Red Bull no está a la altura ni siquiera de dar la sorpresa y Renault, que en Canadá pareció haber resurgido, está a años luz. Los franceses a punto estuvieron de acabar con el buen fin de semana de Carlos. Antes de la carrera detectaron un problema grave en el motor de Sainz, y no le daban muchas vueltas de vida. El pobre Carlos se veía de nuevo con la “tetera” en marcha, humeando como en Australia. Sin embargo los peores augurios no se cumplieron, y eso que hubo sugerencias por parte de Renault para que se retirara. Ser equipo cliente tiene estas cosas. No se sabe si pretendían evitar el ridículo en caso de rotura escandalosa en la carrera de casa o que sus coches subieran al menos una posición con el abandono de Carlos, “para evitar males mayores”. Sainz ni se preocupó y exprimió su montura al máximo, corriendo cuando el equipo se lo pedía y con su ritmo más suave cuando no hacía falta pelear, además llevaba a Norris detrás muy controlado, así que tuvo una carrera tranquila, aunque cada ruido extraño en el coche debía ser un sobre salto, sabedor de la precaria situación del motor de combustión interna.

Paul Ricard nos dejó un retrato de la F1 muy preocupante. Este año no hubo atascos, pero es que no hubo público y las pérdidas han debido de ser cuantiosas. La carrera está organizada por una empresa sostenida por las autoridades locales, que seguro que no recaudaron lo que esperaban, ni por las entradas ni por lo ingresos indirectos habituales. En los pueblos de la costa había poco o nulo ambiente de F1 y en el circuito poco público. Los precios y sobre todo un espectáculo deprimente hacen que el público deserte de la F1, y ahí es donde se tenía que poner el acento. Liberty está perdido en una maraña de intereses de los equipos, que son los que controlan la situación, y hablando de equipos hay que referirse fundamentalmente a Mercedes, Red Bull y Ferrari, los auténticos controladores de la situación. Se han hecho fuertes en su atalaya y Liberty, ni ahora ni en el futuro podrá hacer nada que les perjudique. Una F1 más igualada se prevé imposible a medio plazo, y lo único que han logrado ha sido un compromiso verbal de Mercedes de seguir en la F1 hasta al menos 2025. La F1 necesita un cambio y no sé cómo lo van a poder hacer.(JMR)

No responses yet

Trackback URI | Comments RSS

Leave a Reply